La Segarra medieval

Una semana más os traemos una nueva aventura; en esta ocasión, descubriremos parte de la Segarra, una comarca situada en la Cataluña central, repleta de historia y rincones únicos.

Las fortificaciones del Sur.

La primera parada del día será en la entidad de población de l’Ametlla de Segarra, donde en la parte más alta del núcleo, hallaremos los vestigios del antiguo castillo (s.XI), declarados Bien de Interés Cultural Nacional, y que en la actualidad tan solo se conserva una torre circular.

El Castell de la Guàrdia Lada, es considerado, por su diseño pentagonal formado por un muro sin torres integradas, uno de los más singulares de la comarca. En el municipio también destacan la ermita de la Mare de Déu del Coll (5 minutos a pie del castillo) y la iglesia neoclásica de Santa María (al pie del castillo).

Montornès de Segarra, es un municipio pintoresco y con mucho encanto, anclado en una colina a 600 metros de altitud; este, nos proporcionará unas magníficas vistas de toda la región del Urgell y la Segarra. En la cima, encontraremos los restos del castillo, construido en la época de la reconquista (s.XII), y la iglesia de Sant Joan (s.XIV).

El Mas Bondia, fue inicialmente una pequeña cuadra de origen medieval, perteneciente al castillo de Montornès. Sin embargo con el paso de los años y debido a las actividades agrarias que se realizaban fue ampliando su estructura, a lo largo de una pequeña calle sin salida y con una única puerta de acceso, conformando así la actual villa fortificada.

Entre los siglos XI y XII, la Orden del Temple, eligió la población de Granyena de Segarra, lugar donde construir su primer castillo en Cataluña. Aunque actualmente su estado es ruinoso, todavía es posible apreciar el diseño del edificio principal así como alguno de sus elementos defensivos.

En el centro del municipio también podremos visitar la iglesia de Santa María, de estilo neoclásico acompañada de una escalinata que realza su belleza y majestuosidad.

El Castell de la Curullada, se encuentra aislado del núcleo de población en lo alto de una colina. Pese a que en siglos posteriores se le han aplicado varias reconstrucciones, fue edificado en el s.XI muestra de ello, es por ejemplo la puerta de entrada principal que conserva su arco de medio punto.

La Iglesia de Sant Jaume de Pallerols, dedicada al apóstol Santiago, formaba parte del itinerario del Camino de Santiago. Su construcción inicial, de origen románico, tan solo consistía en una nave rectangular cubierta con una bóveda de cañón y un ábside semicircular. Como muchos otros edificios de la época sufrió remodelaciones con el paso de los siglos.

 

La vida a orillas del Sió

El Castell de Malgrat, es un castillo de estilo obra popular reconstruido casi en su totalidad a finales de s.XX por su actual propietario, ya que tras su abandono a inicios de siglo, éste, estaba en muy mal estado de conservación. Sin embargo su entorno y su historia (documentado en el año 1.078) hacen de él, un castillo con encanto.

El Castell de Castellmeià, situado dentro del término municipal de Torrefeta y Florjacs, es un edificio castillo-palacio (muy comunes en la zona) de planta rectangular y con dos torres circulares. Su localización y su buen estado de conservación nos brindarán la oportunidad única de gozar de un magnífico paisaje.

El municipio de Sant Ramon, conocido también como el “Escorial de la Segarra”, alberga el Santuari de Sant Ramon Nonat, un complejo religioso formado por un antiguo convento, donde se hospedaban los monjes, la iglesia de estilo barroco donde se halla el mausoleo de San Ramón, y el claustro neoclásico de doble planta construido a finales del s.XVIII. Sin lugar a dudas es un recurso que no podéis omitir en vuestra ruta.

Cerca de Sant Ramon (3 kilómetros aproximadamente) se levanta la Torre de Mejanell, el único vestigio que resta del antiguo castillo. En la actualidad, está adosada a una vivienda y su gestión es privada. Sin embargo, no deja de ser interesante ver de cerca la estructura para hacernos una idea de las dimensiones de los edificios defensivos de la edad media. Justo al lado de la torre, también podremos apreciar los restos de la iglesia de Sant Pere de Mejanell.

El Castell de Gospí, de estilo románico fue construido en el s.XI. Tras sucesivas reformas, ha sido convertido en casa señorial. Su punto de mayor interés es la torre de defensa, la cual permanece intacta y en muy buen estado de conservación.

A tan solo 100 metros del castillo encontramos la iglesia de Sant Martí, de una sola nave y cubierta con bóveda de cañón.

Santa Fe, fue fundada entorno a su castillo a inicios del s.XI. Todavía hoy, podemos encontrar algún elemento de aquella villa fortificada como la puerta de entrada en forma de arco de medio punto o los antiguos restos de la muralla.

La iglesia románica de Santa María de Gàver, incluida en el IPAC (Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Catalunya), está situada justo al lado del castillo en la cima de un montículo (647m). El edificio fue remodelado, y pasó a tener una sola planta rectangular junto a dos naves de bóveda de cañón idénticas.

Montfalcó Murallat, es uno núcleos de población amurallados más bien conservados de Cataluña. Su urbanización se basa en una plaza central con cisterna de agua incluida, y con una calle principal  que sigue el recorrido de la muralla, donde de ésta, van naciendo otras más pequeñas sin salida. También en el interior del recinto se puede visitar el antiguo horno municipal. Su localización encima de una colina le añade un plus de belleza a la visita ya que realizando el camino de ronda (fuera del núcleo), podremos disfrutar de unas excelentes vistas de todo el territorio.

Vergós Guerrejat, última parada de la ruta, destaca por su castillo (s.XI), ahora casa señorial de estilo barroco. En la actualidad se encuentra en obras de remodelación y no es posible visitarlo. No obstante, os recomendamos realizar la visita al pueblo ya que sus calles y edificios crean un paisaje pintoresco y lleno de contrastes.

 

 

En caso de querer visitar más en profundidad la región, desde Dando Vueltas os recomendamos estos otros recursos no incluidos dentro de la ruta:

Ermita de San Donat ➔En la población de la Granyanella, es un edificio de estilo obra popular.

Montlleó ➔ Antiguo núcleo de población, en estado ruinoso y deshabitado en la cima de una colina donde tan solo se conserva la iglesia de Santa Maria de Montlleó.

Palamós ➔ Como Montlleó, es una villa en ruinas e inhóspita, ideal para captar instantáneas y gozar de paisajes únicos.

Castell de la Manresana ➔ Castillo en muy mal estado de conservación del gótico tardío, se encuentra en la entidad de población de la Manresana perteneciente a Sant Ramon.

Malacara ➔ Entidad de población situada a 3 km del municipio de Ferran, conformada por el castillo, reconvertido en casa señorial, y la iglesia de Santa Maria.

Castell Sant Miquel d’Alta Riba ➔ Castillo del siglo XI, erigido en la cima de la población d’Alta Riba. Actualmente está en obras de restauración.

Deja un comentario