Islandia: un viaje de 10 días a la tierra de hielo y fuego

En esta ocasión, de entre una larga lista de destinos, decidimos pasar nuestras vacaciones en Islandia, un destino turístico especial con paisajes únicos y vírgenes, debido a su composición volcánica, climatología singular y la casi nula “invasión” del ser humano en la naturaleza.

Una vez decidido el destino, nos surgieron muchas preguntas…

NOTA: Antes de comenzar a desgranar parte por parte nuestro viaje, nos gustaría resaltar que todos los datos, experiencias, información y precios que se proporcionan, están basados sobre un período de tiempo concreto, dentro de lo que se considera finales de temporada alta, comprendido entre la última semana de agosto y la primera de septiembre. Es por este motivo, que si se toma de referencia este post para realizarlo en otro período del año podría verse alterada la realidad del mismo.

¿Cuántos días se necesitan para visitar la isla?

Tras una primera búsqueda en blogs de viajes, experiencias, opiniones y estudiar las ofertas de las distintas agencias de viajes online, nos dimos cuenta que en casi todos los sitios web se habla de tres tipos de estancia en la isla:

  • Ruta de 5 días: ofertada en forma de viaje organizado por la mayoría de agencias de viaje, en donde te alojas en un hotel de Reykjavík, y durante el día se programan excursiones a distintos sitios como por ejemplo el Blue Lagoon, el Círculo Dorado, la Playa de diamantes, Vík y Húsavík (este último para llevar a cabo el avistamiento de ballenas).
  • Ruta de 10 días: La más popular entre los turistas. Se basa en dar la vuelta a toda la isla a través de la carretera 1 o principal, también conocida como la Ring Road.
  • Ruta de 15 días: Es lo mismo que la ruta de 10 días, pero con una principal diferencia, y es que mucha gente aprovecha estos cinco días extra para adentrarse hacia el centro de la isla y realizar rutas de senderismo por sus montañas más altas; o bien alejarse un poco de la Ring Road y explorar otros territorios del norte.

Después de ver las tres propuetas decidimos que la ruta ideal, por presupuesto y lugares de interés que tiene el país, era realizar la ruta de 10 días por la Ring Road. No obstante, como podréis comprobar, nosotros modificamos un poco el recorrido y también nos dio tiempo de adentrarnos en zonas secundarias de la carretera principal.

¿Cómo llegamos a nuestro destino?

Obviamente en avión; compramos los vuelos por allá a mediados de mayo, los cuales nos salieron bastante económicos (235€ por persona ida y vuelta) a pesar de la lejanía del lugar y la poca frecuencia de vuelos que existe desde Barcelona (1 al día).

¡Consejo! El trayecto Barcelona – Reykjavík es de unas 4 horas aproximadamente, por lo que si voláis como nosotros con Vueling, el avión que nos llevó a destino es el más básico de la flota, el mismo que por ejemplo, realiza trayectos como Barcelona-Mallorca (40 min) o Barcelona-Sevilla (1h 30m). Así pues, si por un normal os cuesta estar cómodos en estos trayectos cortos, en esta ocasión, os recomendamos que elijáis/compréis, asientos premium.  

¿Dónde dormimos?

Una pregunta esencial que todo turista debe hacerse. Tras un estudio vimos que principalmente todo turista en Islandia puede pernoctar en estos tres tipos de alojamiento:

  • Hoteles: la gran mayoría de estos alojamientos son muy singulares, exclusivos, modernos y para un público determinado. En España, estos se equiparan con los hoteles 4 superiores y 5 estrellas, y su precio medio ronda los 220€ y 300€ por noche.
  • Hostels: la palabra engaña, éstos vendrían a ser los hoteles 3 y 4 estrellas de nuestro país, y su precio medio varía entre 110€ y 160€ dependiendo de servicios y la zona en que se encuentran.
  • Campings: estos últimos son los más económicos, y su precio oscila entre 25€ y 30€ la noche dependiendo del lugar y los servicios extras que desees contratar como puede ser luz, o incluso ducha de agua caliente.

¿Cómo nos movemos por la isla?

Tras un incremento de turismo en el país en los últimos años, han surgido cantidad de empresas relacionadas con el sector servicios, gran parte de ellas se han especializado en el alquiler de vehículos, no solo turismos, sino también furgonetas o autocaravanas.

El precio de los distintos vehículos varía según su tamaño y los servicios que lleven consigo:

  • Turismos: Se puede contratar el más básico por unos 45€-50€ al día, y este precio va subiendo a medida que incrementamos el tamaño y confort del vehículo, llegando hasta los 4×4 que pueden tener un precio por día de 160€.
  • Furgonetas: o mejor conocidas como Campervans. Es un híbrido de furgoneta (vehículo) y tienda de campaña, donde la parte trasera, que por un habitual se usa como maletero, en estas, se ha modificado ligeramente e incluye una cama plegable con unos cajones de madera con toda clase de utensilios. Dependiendo de la compañía que contrates, llevará más o menos utensilios a bordo de forma gratuita, como puede ser menaje de cocina, nevera, bidón de agua, hornillo de gas… Y claro está, su precio será distinto, aunque todas ellas oscilan entre 100€ y 140€ por noche. 
  • Autocaravanas: conocidas por todo el mundo, ya que es como llevar tu propia casa a cuestas, no obstante su precio respecto a los otros vehículos se dispara. Su alquiler por noche va desde los 290€ hasta los 350€.

¡Consejo!: Si decidimos dar la vuelta a la isla, el vehículo a alquilar no es un tema que se debe tomar a la ligera, ya que existe una variada gama de transportes y cada uno tiene sus pros y sus contras. Creemos que es imprescindible contratarlo después de tener más o menos claro lo que vamos a visitar, ya que dependiendo del transporte contratado, éste nos limitará el acceso a ciertas zonas de la isla.  

¡Nuestra gran decisión!

Con todos estos datos sobre la mesa y echando cuentas, llevamos a cabo una relación directa de los tres factores principales del viaje: la ruta elegida, el precio de los hoteles y el precio del alquiler de coches. Así pues, llegamos a la conclusión de que la mejor opción de viaje pasaba por alquilar una Campervan, por dos motivos principalmente:

  • Este tipo de vehículo reduce considerablemente el precio del viaje, ya que con este alquiler, se fusionan dos fuentes de gastos importantes como son el transporte por la isla y el alojamiento.
  • Libertad de movimientos: es decir, que si por cualquier factor externo (sobretodo meteorológico) necesitas rectificar la ruta, si ya tienes hechas las reservas de hoteles para todo el viaje, debido a la política de cancelación, éstas te restringen mucho el realizar cambios a última hora.

La empresa elegida por nosotros fue Tripcampers, una pequeña empresa con una flota de tan sólo 60 furgonetas; Al tener tan pocos vehículos, ésta, ofrece más ítems de forma gratuita; así pues, la campervan contratada incluía hornillo de gas, set de cocina, (cubiertos, platos, vasos, paella, olla) nevera eléctrica, bidón con 20L de agua para consumo y almohadas y funda para la cama. Además, nosotros como complemento extra, añadimos una mesa y sillas por 40€.

En total nuestro vehículo nos costó 109€ por noche.  

Esta última parte de introducción, la dedicaremos a conocer algo más sobre Islandia, a la vez que también os daremos información a tener en cuenta para vuestro viaje.

Red de comunicaciones

Islandia es un país con una población aproximada de unos 350.000 habitantes, los cuales algo más de ⅔ partes (225.000) viven dentro de la circunscripción de Reykjavík. El país cuenta con dos aeropuertos, el de Reykjavík, que es el doméstico y el de Keflavík, el de vuelos internacionales.

Debido a que el país no dispone de infraestructuras ferroviarias, el desplazamiento por carretera es obligatorio.

Existen 4 clases de carreteras. Todas ellas muy intuitivas y fáciles de identificar:

  • Carretera 1: es la principal, marcada en todo momento con el dígito “1” y también conocida como la Ring Road. Es la carretera que da por completo la vuelta a la isla. Su recorrido es de unos 1.200 kilómetros y está completamente asfaltada.
  • Carreteras de 2 dígitos: un ejemplo podría ser la carretera “60”. Todas ellas, son las que conforman la red secundaria de carreteras. Muchas de ellas están asfaltadas pero algunas todavía son de graba.
  • Carreteras de 3 dígitos: un ejemplo podría ser la “862”. Son las ramificaciones que nacen a partir de la red secundaria de carreteras, raramente están asfaltadas.
  • Carreteras F: Un ejemplo: “F265”. En las que sólo es posible circular con un 4×4, ya que la F nos indica que tarde o temprano nos encontraremos con un río al que tenemos que vadear. Son dificultosas y requieren de experiencia al volante. ¡Ojo! La policía te puede multar si te ve circulando por estas carreteras con un turismo o furgoneta.        

Islandia se puede conocer casi entera sin apenas desviarse de la carretera 1, pero en nuestro caso queríamos alejarnos un poco algunos días para descubrir puntos de interés no tan conocidos, y queríamos ir lo más preparados posible. Nosotros estamos muy acostumbrados a viajar en coche con la ayuda de Google Maps. Creemos que es la aplicación más actualizada en cuanto a mapas y carreteras. Nos descargamos el mapa de todo el país sin desconexión, para poder consultarlo sin la necesidad de tener los datos móviles activados (funciona sólo con GPS).

Pero para ir al 100% preparados y para evitarnos carreteras sin asfaltar o carreteras cortadas por el temporal (cosa que Google Maps no te indica aún), indagamos un poco y descubrimos la aplicación de móvil Vegagerdin (disponible tanto para Android como para iPhone). Esta aplicación no es muy útil para utilizar a modo de GPS ,pero es ideal para consultar en algunos casos cuando tienes que decidir qué carretera tomar. Os avisamos de que únicamente está en islandés, pero gracias a los iconos podréis deducir toda la información sin problema. En ella podéis consultar:

  • El mapa de carreteras de todo el país, en el que se indica en gris las que están asfaltadas y en marrón las que no. Incluso el camino más aislado que pueda haber en la isla está marcado en la app.
  • Las cámaras en directo que se encuentran en diferentes puntos del país (así podéis ver si hay nieve).
  • El tiempo en cada zona del país.
  • El estado de todas las carreteras. Si hay alguna zona cortada os la marcará en rojo, y significará que deberéis evitarla sí o sí.

¡Os aseguramos que esta aplicación nos ahorró alguna que otra carretera complicada en nuestra ruta!

Economía

La moneda del país es la Corona Islandesa (Kr, ISK), 128 ISK equivalen a 1€. No es una moneda que actualmente tiende a fluctuar, por lo que durante el viaje puede haber una diferencia de céntimos entre un día u otro pero no mucho más.

En cuanto al pago de tus compras, resaltar que en este viaje no es tan obligatorio llevar gran cantidad de efectivo encima o incluso no es necesario cambiar moneda (si tienes una baja comisión con tu banco), ya que en toda la isla aceptan las tarjetas de crédito/débito sin importe mínimo. Llegando incluso hasta el extremo de encontrarte gasolineras automáticas donde no hay un cajero y verte obligado a pagar mediante tarjeta.

¡Consejo!: Si por razón alguna tienes que cambiar de moneda, hazlo siempre en el aeropuerto de Keflavík, en la oficina de cambio que nada más salir nos encontramos. Esta oficina, pertenece a uno de los bancos de Islandia, el Landsbankin, allí de bien seguro te ofrecerán la comisión más económica y justa (siempre entre el 3-5% de comisión).

Muy importante: evitar las casas de cambio privadas dentro de aeropuertos como El Prat, ya que su comisión puede llegar hasta el 25% del dinero que cambies.

Como podrás leer en Internet, el costo de la vida del país es moderadamente alto en comparación con nosotros; por lo que comer y cenar en un restaurante es casi prohibitivo. Es por este motivo que muchos turistas deciden comprar en los supermercados y hacerse ellos mismos la comida, ya que es bastante más asequible. Además muchas veces es casi una obligación, puesto que cuanto más te alejas de la capital, menos restaurantes encuentras.

El supermercado estrella es Bonus; conocido por ser el más económico del país (no mucho más que los otros, pero en algunos productos se nota). Por ejemplo una compra básica de productos en un supermercado como carne, pasta y fruta, aquí en España puede costar alrededor de 15€, mientras que allí os puede llegar a costar 35€-40€.

Nuestra experiencia de 10 días

Creemos que con toda la información anterior hay lo necesario para realizar los preparativos de vuestro viaje a Islandia. El siguiente paso será planificar la ruta a lo largo del país. Pero… ¿Por dónde empezar?

¡Muy fácil! A continuación os proponemos la ruta de 10 días que nosotros hicimos, donde podréis ver lo imprescindible y más de esta maravillosa isla.

Destino Islandia: Día 0

Día 1: Península de Reykjanes y el círculo dorado

Día 2: Cascada Seljalandsfoss, avión estrellado DC-3 y Sólheimajökull

Día 3: Vík, Dyrhólaey, Reynisdrangar y Fjaðrárgljúfur

Día 4: Svínafellsjökull, playa de los diamantes y Jökulsárlón

Día 5: Dettifoss y Selfoss y alrededores de Myvatn

Día 6: Akureyri, iglesias, Látrabjarg y Breiðavík

Día 7: Fiordos del Oeste y cascada Hraunfossar

Día 8: Península de Snæfellsnes y Kirkjufell

Día 9: Akranes, Þingvellir y Reykjavík

Día 10: Reykjavík

Especial: Qué son y cómo ver las auroras boreales

Deja un comentario