Especial Ciudades: Lleida

Desde sus orígenes iberos a nuestros días y gracias a su estratégico enclave geográfico, Lleida se convirtió en uno de los principales asentamientos romanos en sus comunicaciones hacia el centro y sur de la península. También, en siglos posteriores, fue ocupada por las tropas islámicas convirtiéndose en centro de operaciones del califato de Córdoba. A pesar de su larga historia y del abundante patrimonio artístico que posee la ciudad, continúa siendo la menos conocida de las cuatro capitales de provincias catalanas.

Desde Dando Vueltas esperamos contribuir con esta entrada a difundir el legado histórico, cultural y patrimonial de una ciudad milenaria.

Lleida está flanqueada por dos grandes colinas; el Turó de Gardeny y el Turó de la Seu. Iniciaremos nuestro recorrido por la ciudad desde la primera de la colinas,  donde en lo alto de ésta, se erigió el Castell de Gardeny, un castillo templario de mediados del siglo XII y que en siglos posteriores se reedificó con la finalidad de usarse como fortín militar. Fuera de la temporada de verano las visitas se ciernen a sábados y domingos.

La siguiente parada será el Museu de Lleida: Dioscesà i Comarcal, un moderno edificio que alberga importantes colecciones desde el paleolítico hasta el renacimiento y el barroco. Destaca, entre toda la exposición, la colección de arte sacro de estilo románico, con obras de un alto valor histórico y artístico. El museo abre todo el año de martes a domingo y su precio es de 5€ la entrada general.

A tan solo cincuenta metros del Museu de Lleida, encontramos la iglesia románica de Sant Llorenç (s.XII). El inicio de la construcción fue realizado por artesanos que trabajaban con Pere de Coma, maestro de obras de la Seu Vella. Sant Llorenç es considerada la segunda iglesia más importante de la ciudad.

El Dipòsit del Pla de l’Aigua, fue el primer depósito de aguas que se construyó en la ciudad en 1792, con la finalidad de garantizar agua potable a toda la población. Hay que tener en cuenta que tan solo es posible visitarlo los fines de semana de 12h a 14h (entrada gratuita). Dando Vueltas os recomienda que reservéis un hueco en vuestra ruta para visitarlo. Estamos convencidos de que os sorprenderá.

En lo alto del Turó de la Seu, la colina más destacable de la ciudad, se encuentra la Seu Vella. Construida en el s.XIII, mezcla el estilo románico y gótico. Todo el complejo religioso en sí es una obra maestra, sin embargo nos gustaría hacer una mención especial al claustro, uno de los más grandes de Europa y de ubicación anómala, ya que se construyó delante de la fachada principal de la basílica.

El otro punto de interés en este montículo lo encontramos delante de la catedral: la Suda de Lleida o Castell del Rei, alcazaba de origen andalusí, construida bajo el dominio sarraceno en la ciudad. Posteriormente, en época de Felipe V (S. XVIII), fue transformada construyendo a su alrededor cuatro baluartes y diversas fortificaciones siguiendo las influencias de Vauban (Ingeniero militar y Mariscal de Francia) que transformaron la fisonomía del conjunto.

Con la reconquista de Lleida por parte de Felipe V durante la Guerra de Sucesión, la Seu Vella, quedó cerrada al culto, lo cual generó la necesidad de que la ciudad albergara una nueva catedral. El obispado construyó una nueva sede, la Catedral Nova, un edificio del s.XVIII de estilo barroco con influencias del clasicismo militar francés.

Justo en frente de la Catedral Nova, se levanta el antiguo Hospital de Santa Maria. Es un edificio de planta cuadrada, representativo de la arquitectura gótica civil catalana. Destacamos su patio interior y la galería volada con arcos ojivales. El 1941 pasó a ser la sede del IEI (Institut d’Estudis Ilerdencs).

El Peu del Romeu, es una capilla dedicada originalmente a la virgen de las Nieves y que actualmente rinde culto al apóstol Santiago. Aunque está abierta en contadas ocasiones, es remarcable, porque fue construida en época musulmana dentro del barrio cristiano.

La Iglesia de Sant Pere, situada en la calle mayor, es un edificio del siglo XVIII de estilo barroco. Fue la antigua iglesia del convento de Santa Maria de Jesús, fundada en el siglo XV. Su portalada y las pinturas murales del ábside, son sus puntos más atractivos. Además, como peculiaridad adicional, en ella está enterrado Gaspar de Portolà, primer gobernador de California.

En la plaza de la paeria, nos encontramos con la sede del gobierno municipal: el Palacio de la Paeria. ¿Por qué se le llama así? “Paer”, proviene del latín “patiari” que significa “hombre de paz”. El rey Jaime I, fue el que otorgó este privilegio el 1264 al alcalde o Paer en Cap de la ciudad. En el subsuelo del edificio, podemos contemplar algunos vestigios de la ciudad antigua como la Morra, la antigua prisión.

La estatua de Indíbil y Mandoni, dos guerreros iberos que defendieron la antigua Iltirta durante la invasión romana, preside una de las antiguas puertas de entrada a la ciudad delante del puente viejo.

La Plaça Sant Joan es la más antigua de la ciudad (s.XI), en ella encontramos la nueva iglesia de Sant Joan, construida el XIX de estilo historicista y que substituye a la anterior, derrocada tras la revolución de septiembre de 1868. En la actualidad, bajo la plaza, se pueden ver los vestigios del antiguo edificio.

Les adoberies, formadas por dos obradores del s.XIII, son las más antiguas de España y se encuentran en un excelente estado de conservación. La visita nos permitirá ver paso a paso cómo realizaban el trato de las pieles. Lamentablemente, sólo abren de lunes a viernes ya que se encuentran dentro de un edificio administrativo municipal.

Lleida alberga una importante representación de arquitectura modernista, la cual podremos contemplar a través de un recorrido por el centro de la ciudad. A continuación os adjuntamos una lista de los principales edificios modernistas (en rojo en el mapa) a tener en cuenta:

  • Casa Baró –  La vinícola
  • Casa Morera – La Lira
  • Antic Cinema vinyes
  • Casa Magí Llorens
  • Casa Melcior
  • Edifici Pal·lès
  • Casa Bergós

Y si vuestra visita a Lleida os deja un poco de tiempo, os recomendamos completarla con algunos de los atractivos que os detallamos a continuación:

  • Centre d’Art La Panera ➔  Centro de producción de arte visual.
  • Museu d’art modern Jaume Morera ➔ Arte moderno y contemporáneo de artistas leridanos. Exposiciones permanentes y temporales.
  • Museu de l’aigua –  La canadenca ➔ El museo explica los diferentes vínculos del agua con la ciudad.
  • Convent del Roser ➔ Edificio histórico del centro de Lleida reconvertido en Parador nacional.
  • Parc de la Mitjana ➔ El gran pulmón de la ciudad, perfecto para hacer algo de deporte o simplemente contemplar la naturaleza junto al río Segre.
  • Academia Mariana ➔ Edificio de fachada neoclásica con un vestíbulo novecentista, escalera imperial, teatro y capilla.
  • Església Sant Martí ➔ Iglesia románica que a lo largo de su historia se convirtió en prisión. Actualmente es la sede de conciertos de música.
  • Vestigios de Muralla medieval ➔ Se pueden visitar los vestigios de  la muralla de la ciudad de forma totalmente gratuita, su acceso es por la  Calle Anselm Clavé, 47.
  • Teatre municipal de l’escorxador ➔ Teatro ubicado en un edificio modernista que albergó el antiguo matadero de animales de la ciudad.

 

Deja un comentario